Mitos sobre el bilingüismo: cuarto mito

Los niños bilingües tienen problemas de aprendizaje  ¡Algunos niños no pueden leer y escribir en un idioma, menos en dos!

François Grosjean, profesor en la Universidad de Neuchâtel, Suiza, menciona que estudios más recientes sobre el bilingüismo indican que los niños bilingües obtienen mejores, iguales o menores resultados que los niños monolingües dependiendo del tipo de tarea que lleven a cabo. Kathleen M. Marcos, experta en adquisición de una segunda lengua y autora de varios artículos para el ERIC (centro patrocinado por el Instituto de Ciencias de la Educación del Departamento de Educación de Estados Unidos) afirma que el resultado de varios estudios indica que el aprender un segundo idioma ayuda a mejorar el dominio del inglés y otras habilidades académicas. Agrega que estudios realizados en distintas facultades de Estados Unidos revelaron que los estudiantes que saben un segundo idioma obtienen mejores resultados en exámenes de admisión estándar que los estudiantes que no. Atonella Sorace, ya citada, afirma que el bilingüismo impacta componentes claves de fondo para la lectoescritura, que los niños bilingües tienden a ser lectores precoces y que las habilidades para la lectura se transfieren de un idioma a otro siempre que estos sean similares (como inglés y español). Explica que a los niños bilingües les resulta más fácil identificar y reconocer los sonidos de la lengua hablada y que los niños bilingües que aprenden lenguas que emplean sistemas de escritura alfabéticos logran entender a una edad más temprana la correspondencia entre las letras y los sonidos. Cunningham, antes mencionada, coincide con dicha postura ya que destaca que los niños que aprendan dos idiomas de sistemas de escritura alfabéticos no necesitarán aprender a leer dos veces. Explica que los principios de sistemas de escritura alfabéticos son comunes en todos los idiomas europeos y en muchos otros idiomas (como por ejemplo griego, árabe, tailandés y ruso). Los niños que aprendan a leer en un idioma generalmente son capaces de transferir a otro idioma sus habilidades de decodificación aun si la correspondencia entre letra y sonido no es exactamente la misma en los idiomas que está aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *